Miércoles, 28 Julio 2021

FM 88.1 - en VIVO

El obispo rechazó la renuncia de Pablo Caruso, el director general del complejo Santa María

Publicado el Martes, 20 Julio 2021 11:42
Cuando reabran las puertas de la administración, tras las vacaciones, Caruso será nuevamente el director general y representante legal de la institución educativa. Cuando reabran las puertas de la administración, tras las vacaciones, Caruso será nuevamente el director general y representante legal de la institución educativa.

El presbítero había presentado la dimisión en marzo, por diferencias con los directivos de inicial y secundaria. El Monseñor Jorge Martín Torres Carbonell reconfirmó a Caruso en el cargo y le confirió más poder al nombrarlo como representante legal de la institución.

Una de las máximas autoridades del complejo parroquial presentó su dimisión por diferencias con los representantes legales. La modalidad de estudio del 2021 y la carta de los padres que exigía precisiones a una semana del regreso a las aulas motivaron la salida.

En los primeros días de marzo, previo al comienzo del ciclo lectivo, fuentes de la institución le aseguraron a este medio que el director general del Complejo Parroquial Santa María, Presbítero Pablo Caruso, había presentó su renuncia al cargo.

La decisión, irrevocable, había sido originada por contrapuntos entre Caruso y los representantes legales Silvina Lías, directora del jardín de infantes, y Mario Mansilla, director de secundaria.

El conflicto comenzó entre los tres directivos cuando los padres y madres de la institución publicaron, a una semana del inicio de las clases presenciales, una carta exigiéndole al colegio un comunicado oficial que de certezas de cuál sería el protocolo y la metodología de estudio.

La decisión de cómo sería el dictado de la cursada se distendía porque Caruso defendía la idea de que los alumnos de todos los niveles debían regresar a la presencialidad, mientras en la otra vereda, Lías y Mansilla, abrazaban la postura de que la base del comienzo del ciclo lectivo sea a través de Zoom.

Estos chispazos internos y la exposición pública del conflicto habrían derivado en la salida de Caruso, que impuso sus condiciones y logró que los chicos y chicas vuelvan a estudiar a cada una de las instalaciones educativas que posee el complejo en Cañuelas.

Nadie pudo convencer a Caruso para que rectifique su postura de renunciar al cargo. Pero la única carta que el Obispo de la Diócesis de Laferrere, Monseñor Jorge Martín Torres Carbonell guardaba debajo de la sotana era revocar la renuncia y otorgarle aún más poder.

Y así fue. Cuatro meses después del portazo, Caruso envió una carta a la comunidad educativa confirmando que seguía como máxima autoridad del “Santa” y que además había sido designado como Representante Legal, responsabilidad que tenían sus “contendientes” en la de aquella disputa por clases sí o clases no.

Una fuente de la familia parroquial le confirmó a este medio que dentro de la institución, la mayoría de las autoridades, docentes y colaboradores celebraron esta medida, incluso aquellos que lo consideran “demasiado exigente” a Caruso pero que creen que su ratificación en el cargo “es lo mejor que le puede pasar al Santa María”.

En el sistema de comunicación con las familias, Caruso emitió un comunicado para confirmar lo publicado por NacPop en marzo. “Al inicio de las clases tomé la dolorosa decisión de poner a disposición de nuestro Obispo mi renuncia al cargo de Director General del Colegio. Lo hice después de comprobar importantes divergencias de criterios con algún referente diocesano respecto de la conducción educativa parroquial”, destacó el presbítero.

“Con el ánimo de no entorpecer, creí necesario quitar conflictividad al comienzo de las clases. Después de un paciente discernimiento, nuestro Obispo, Mons. Jorge Torres Carbonell, resolvió no aceptar mi renuncia. Hoy por la mañana el Vicario General de la Diócesis, Padre Fabián Urueña, con la presencia de nuestro Párroco, el Padre Ramón Costilla, se reunió con el Equipo Directivo para comunicar esa decisión. Presentó el decreto episcopal por el cual se me confirma en el cargo y se me nombra Representante Legal. Por su parte, el Equipo Directivo recibió con beneplácito la decisión”, agregó.

“Espero ser de alguna utilidad al valioso servicio educativo que la Parroquia viene ofreciendo a la comunidad de Cañuelas. A pesar de los criterios divergentes doy por descontado que durante este tiempo todas las personas con responsabilidad en el Colegio, la Parroquia y el Obispado, han obrado con sincera abnegación por el bien de los chicos. La paternidad reconciliadora del Obispo hizo posible que las diferencias entre personas buenas, entregadas a una obra buena, terminen bien”, consideró.

Los conocedores de la interna parroquial sostienen que el próximo movimiento que queda conocer es si la nueva designación como representantes legales de Caruso y una segunda persona (que aún no habría sido ratificada por decreto) les arrebatan ese rol a Mansilla y Lias, quienes serían despojados del cargo. “No creo que queden cuatro representantes legales. Vamos a ver qué pasa con Mansilla y Lias”, confió una fuente parroquial.

NacPop Cañuelas

Plataforma digital de noticias. Lo que pasa en Cañuelas, ahora.

Newsletter

Recibí en tu mail toda la info de NacPop Cañuelas.