Domingo, 04 Diciembre 2022

FM 88.1 - en VIVO

Mató a tiros a su exmujer, a un hijo de ella y se quitó la vida

Publicado el Martes, 22 Noviembre 2022 23:46
Hubo frentistas que escucharon las detonaciones. Hubo frentistas que escucharon las detonaciones.

El monstruoso hecho sucedió este martes en una vivienda de Newbery al 300 del barrio 1° de Mayo. Dos nenas y la dueña de casa sobrevivieron al horror. El atacante también baleó a su propio hijo, quien fue trasladado al Hospital Regional de la Cuenca.

El tremendo caso de violencia de género sucedió este martes por la noche en una casa de Newbery al 300 del barrio Primero de Mayo, a la vuelta de la sede de la Sociedad de Fomento.

José Averio Naón, según trascendió un ex penitenciario de unos 60 años de edad, llegó diez minutos antes de las 21 horas al domicilio donde se alojaba desde hace un tiempo su ex esposa, María Alejandra Giménez.

De acuerdo a la información recogida en la escena de los crímenes, dentro del domicilio donde se desató la masacre cuando llegó el tirador se encontraban cuatro personas más. Ellos eran José Naón Giménez -hijo en común del agresor y la mujer asesinada- y los propietarios de la casa: Edgardo Álvarez -hijo de María en una relación anterior-, su esposa y las dos hijas de ambos.

Según las primeras líneas de investigación, el tirador es un ex oficial del Servicio Penitenciario y estaban tratando de confirmar si también se trata de un veterano de Malvinas.

El femicida de 60 años habría violado una restricción perimetral dispuesta por la justicia para impedir que se acercase a su expareja. “Se habían separado hace dos o tres meses. Entró, mató a la ex mujer, al marido de la hermana de la ex mujer, hirió al hijo en el pecho y después se mató él” con un tiro en la cabeza, contó un vecino.

Finalmente se supo que María no tenía una hermana, sino que la casa del doble crimen era de un hijo suyo, Edgardo Álvarez, fruto de una relación anterior. Álvarez, la segunda víctima fatal vivía en ese domicilio con su esposa y sus hijas, testigos del aberrante hecho.

María estaba viviendo en la casa de su hijo Edgardo junto a su nuera y sus dos nietas. En ese mismo terreno tenía pensado empezar a construir un departamento para rehacer su vida lejos del femicida.

Las dos nietas de María e hijas de Edgardo estaban en el domicilio cuando se desató la masacre y de milagro lograron sobrevivir, pero fueron testigos de un episodio que marcará sus vidas para siempre: el homicidio de su padre, quien falleció en el living comedor de su hogar, a metros de las niñas, por un certero disparo en la frente.

Uno de los vecinos que intentó socorrer a las víctimas relató a este medio que al escuchar los tiros corrió inmediatamente a la casa de la masacre pensando que se trataba de un asalto. Cuando estaba acercándose observó arrancar a un auto pequeño de color blanco o gris claro de la escena del horror. El coche en cuestión, el cual podría ser un remis o un cómplice del atacante sería un Fiat Uno, que segundos posteriores al disparo suicida arrancó una marcha lenta por Newbery sentido a las vías del ferrocarril.

Al entrar por el frente del domicilio, este testigo del hecho consumado se topó con un reguero de sangre y con María Giménez y Álvarez, tendidos en el suelo, ya sin vida. Al girar la vista divisó al atacante agonizando con un disparo en la cabeza.

Mientras conservaban la escena, esperando la llegada de los peritos, personal policial y de la DDI no habían observado el arma que terminó con tres vidas e hirió a una cuarta víctima. Se presumía que estaba debajo del cadáver del autor de los disparos.

José Naón (hijo), de 21 años, fue encontrado "en el garage con un tiro arriba del corazón, a la altura del hombro izquierdo. Estaba complicado", indicó el primer vecino en ingresar a la vivienda. Efectivamente, autoridades sanitarias confirmaron que fue derivado, en grave estado, con una herida de arma de fuego al Hospital de Cuenca Alta Néstor Kirchner.

La nuera de María y esposa de Álvarez llegó "a resguardar a las dos hijas que tienen en común -con su marido asesinado- y le suplicó a Naón que no la mate porque tenía que criar a las nenas". Las dos chiquitas no vieron morir a su padre de milagro, por unos segundos, aseguró una fuente de la causa.

NacPop Cañuelas

Plataforma digital de noticias. Lo que pasa en Cañuelas, ahora.

Newsletter

Recibí en tu mail toda la info de NacPop Cañuelas.