23 de Setiembre de 2017

20°C

FM 88.1 - en VIVO

En una sesión maratónica, el Concejo Deliberante estuvo envuelto en más de un escándalo

Publicado el Jueves, 24 Agosto 2017 17:37

Duró más de cuatro horas y los referentes de los distintos espacios políticos se dijeron de todo. Dos ediles pidieron retirarse del recinto. El oficialismo exigió una sanción para el macrista Muerza.

Los adjetivos que aparecen en el diccionario no alcanzan para describir como se desarrolló una nueva sesión del Honorable Concejo Deliberante de Cañuelas, que contó en esta oportunidad con todo lo más bajos argumentos políticos, chicanas y agresiones en gran parte del debate.

En la previa a la misma, la orden del día dejaba ver un sin fin de temas importantes que atañaban a la comunidad de Cañuelas. Dos de los más destacados ejes que se iban a abordar era la baja de 41 efectivos de la Policía Local que ordenó el gobierno de la provincia y la desinversión, sumado al nuevo intento por llevarse el angiógrafo, del Hospital Regional.

Aunque el sinfín de frases escandalosas y agresiones mutuas, de todos los sectores, se apropiaron en más de una ocasión de la cita legislativa.

Ya desde el inicio, en una llamativa cuestión de privilegio, el presidente del bloque de Cambiemos, Santiago Mac Goey, salió con una batería de críticas a los temas que se iban a tratar y las posiciones que adoptaría el bloque oficialista. “Vuelvo a ver con pena como el Frente Para la Victoria-PJ y su ´coequiper´, el Frente Renovador, ante la urgencia de cosas en nuestro distrito quieren solo legislar expresiones de deseo y preocuparse por temas nacionales y provinciales en los cuales no tenemos injerencia. Por ejemplo hablan del tema del angiógrafo pero no se preocupan por la falta de ambulancias en Uribe. No presentaron nada para mejorar nuestra ciudad. Estos bloques no proponen nada sobre la iluminaria, servicios o como proyectar una ciudad sustentable al futuro. No tratan proyectos que impactan en la vida directamente del vecino de Cañuelas. Todos estos proyectos son nacionales y provinciales y no cambian el día a día de los cañuelenses. Son solo fuego de artificio, demagogia de campaña o al menos papel pintado para quedar bien con el jefe”, aseguró Mac Goey con un alto tono de soberbia en su alocución tratando de disciplinar a los concejales de los otros bloques.

Lo llamativo fue que casi inmediatamente sus compañeros de bancada Carlos Álvarez, Leonardo Iturmendi y Horacio Cabrera utilizaron argumentos sobre temas nacionales y provinciales para poder defender las definiciones tomadas por los gobiernos del presidente Mauricio Macri y la gobernadora María Eugenia Vidal, que impactan en áreas sensible como seguridad y la salud en el distrito.

Esto generó una andanada de respuestas que fueron subiendo de tono. Pero a los terribles argumentos del legislador macrista le siguió una desacertada frase del concejal oficialista Hugo Castagneris: “Hace un año y siete meses esperando que se habrá el Hospital y hay 130 sátrapas trabajando ahí”, arrancó diciendo para luego intentar pedir disculpas por el exabrupto -previó pedido del presidente del Concejo Deliberante, Maximiliano Mazzanti, para que cuide sus palabras- diciendo que “habrá mucha gente valiosa de un lado y el otro pero no queremos que lleguen un montón de punteros a ocupar cargos porque sí y el Hospital se convierta en un trofeo de guerra. Porque parece que dicen: ´esto lo hizo el kirchenrismo´, bueno jodansé porque nadie lo va tener”, dejando trascender que existe una distribución de cargos arbitraria en la administración del nosocomio que contemplaría a referentes del oficialismo provincial y nacional.

Pero no todo termino allí y el escándalo tuvo su momento culmine con la participación del concejal Hernán Muerza, luego de que nuevamente el presidente del bloque FpV-PJ le sugiriera asistir a las comisiones. “Se van a enojar mis compañeros, pero las comisiones de este concejo son estériles, no sirven para nada. Me canse juntar pis esperando que vengan, por algo no vengo. Nunca se sacó nada de ahí”, arrancó diciendo.

Romina Márquez Antúnes tomó la voz por el oficialismo y también respondió en duros términos al decir que “es la peor sesión a la que he asistido, es una vergüenza, es patético el desarrollo, no se sabe lo que se habla. Hay que hacer una autocrítica que me incluye. No le interesa venir a las comisiones entonces reniega de ser concejal, entonces por favor que renuncie a su cargo. No entiende nada, es una falta de respeto lo que dijo”, cerró.

Y en ese mismo sentido, Leonel Vásquez del massismo esgrimió que “esto es una falta de respeto, yo no lo puedo permitir. Tampoco es un concejal que se luzca mucho que digamos y sobre todo porque está integrando una lista para ser concejal de vuelta. No entiendo cómo va a pedir el voto diciendo que ser concejal no sirve para nada”, y pidió junto a Ayeen Rasquetti retirarse del recinto ofendido por lo ocurrido.

Para el final y como corolario de todo lo ocurrido, Muerza redobló la apuesta mientras los concejales del oficialismo pedían sanciones para sus dichos asegurando que “por ahí algún día les pido disculpas, cuando a mí se me ocurra pedirle disculpas. Buscan chicanear y aplican siempre la mayoría y ahora no me quieren dejar hablar. Piensen lo que quieran…”, cerró.

NacPop Cañuelas

Plataforma digital de noticias. Lo que pasa en Cañuelas, ahora.

Newsletter

Recibí en tu mail toda la info de NacPop Cañuelas.